En el artículo de hoy vamos a hablarte sobre las tarjetas revolving. Y de manera más concreta qué son, o en qué consisten, para que si alguna vez te la ofrecen o quieres solicitarla, sepas de qué se trata.

En algunas ocasiones todos hemos podido necesitar una ayuda económica extra. Que el banco nos preste una cantidad concreta por adelantado, y luego devolverla poco a poco con intereses. Lo que vendría a ser un préstamo, o una tarjeta de crédito. O bien, una tarjeta revolving. Es una especie de tarjeta de crédito que te permite pagar al momento tus compras o pagos de servicios, y retirar dinero en efectivo del cajero, y aplazar su devolución para más adelante. La cantidad que hayas gastado se devuelve en plazos que se acuerdan con el banco. Y conllevan un interés, que no suele ser bajo precisamente.

Aunque esto depende de cada entidad bancaria. No en todas son los mismos plazos, ni la misma cantidad a devolver en cada plazo, ni tipos de interés.

¿Por qué hay que tener cuidado al contratar una tarjeta revolving?

Ahora que ya sabes qué es una tarjeta revolving, debes saber lo que conlleva contratarla. Y en caso de que quieras solicitar una, informarte muy bien antes de firmar ningún contrato para evitar cualquier problema.

Como te decíamos, estas tarjetas te permiten retirar efectivo, realizar compras y pagos, pero con un interés que pagarás al devolver el importe que hayas gastado. Y no es un interés moderado ni justo por lo general. Por lo que esto hace que recurrir a ellas no sea la mejor de las opciones.

En muchos casos el interés es abusivo, y puede elevarse hasta casi un 30% TAE. Si esto ocurre y el contrato que has firmado tiene un interés desmesurado, deberás reclamar al banco.

Por suerte, si te ha sucedido esto, puedes recurrir a un despacho de abogados especializado en reclamar tarjetas revolving, como el nuestro. Y te ayudaremos a reclamar el dinero que has pagado de más. Pero si aún no, guarda esta información muy cerca y si alguna vez necesitas dinero extra, procura buscar otra solución alternativa a una tarjeta revolving. O si la contratas, revisa bien las condiciones de devolución del dinero y el tipo de interés para que este no sea abusivo.